La primera edición del evento, celebrada en 2016, se desarrolló en la Ciudad de Caviahue, provincia del Neuquén y contó con la participación de más de 150 deportistas. Para la edición 2017, en San Carlos de Bariloche, se produjo un importante crecimiento que elevó la cifra a más de 200 atletas invernales. En 2018 se espera que la participación crezca aún más y que esto sirva para darle mayor impulso al desarrollo de estos deportes característicos de la región patagónica argentina.

Con este evento se logran reunir las distintas modalidades del esquí como disciplina deportiva, tales como el esquí alpino, esquí de fondo, esquí de montaña, snowboard y la prueba de Biatlón, convirtiéndolo en un núcleo de trabajo compacto de este deporte con expectativas de desarrollo muy prometedoras en el corto y mediano plazo.

Además, en esta nueva edición de los Juegos Nacionales de Invierno se contará con la presencia de esquiadores con discapacidad que le darán al certamen un perfil inclusivo, ampliando así el abanico de posibilidades para atletas del deporte adaptado.

Si bien el evento es de participación en categoría absoluta, cada disciplina tiene particularidades con relación a las limitaciones de edades por lo que se recomienda consultar el Manual de competencias del evento, a fin de conocer detalles respecto de las edades permitidas.